Arte Carcelario

La colección de arte carcelario está compuesta por objetos realizados en la década de los 50. Una de sus características es la utilización de materia prima precaria, obtenida del reciclaje de maderas, botellas, plásticos, latas, cuernos y huesos. Algunos trabajos distintivos son la bota de mujer ya sea alfiletero o alcancía, cajas y baúles acolchados, sirenas, aves alcancías, embarcaciones y aves de asta de vacuno, pasión de Cristo y barcos anclados dentro de botellas, caballos ensillados y carretas, la cajita yerbera para guardar azúcar y yerba.