Representación Popular

Esta colección está constituida por más de 100 piezas procedentes de Brasil, Chile, México y Perú. Aborda obras que pictóricamente relatan hechos o escenas de la vida cotidiana y de la historia de un país o localidad. Desde pintura ingenua, estampas religiosas, hasta arpilleras contemporáneas, elaboradas con retazos de género, se reúnen en esta categoría diversas formas de representación

América

En la colección destacan los exvotos mexicanos también conocidos como retablos, estos son pequeños relatos y agradecimientos a los santos o la Virgen de Guadalupe por milagros concedidos, pintados y descritos sobre latón con imágenes que relatan los hechos sucedidos.

Chile

La colección más numerosa de pintura popular es la chilena, la mayor parte de los autores de estas obras no tuvieron instrucción en las artes, ellos sintieron la necesidad de plasmar en alguna superficsie, tela, latón, papel, cartón, madera o yeso parte de su vida tanto las aventuras como el entorno cotidiano. Provienen de diversas áreas y oficios, como marineros, zapateros, vendedores, dentistas, pescadores, entre otros, algunos de ellos son: Marinero Inostroza, Armando Arcos, Fortunato San Martín, Marta Marambio, Julio Aciares, Federico Lhose, Julio Lucero. Las arpilleras, desarrolladas básicamente en la zona central de Chile denotan su origen social y político como importante instrumento de denuncia. En la actualidad esta tradición mantiene su vigencia, incorporando nuevas problemáticas y temáticas en sus composiciones. Destacan los talleres Violeta Parra de La Pintana, Hebras de Luz de la población Huamachuco, Renca, de Melipilla y las Bordadoras de Macul.